La Virgen de la Paz procesiona este sábado en Castilblanco tras su restauración


La imagen antes del proceso de restauración |Un documento en el interior de la imagen de la Virgen de la Paz indica que fue restaurada ya en el año 1868 / Juan Carlos Romero
La imagen antes del proceso de restauración |Un documento en el interior de la imagen de la Virgen de la Paz indica que fue restaurada ya en el año 1868 / Juan Carlos Romero

La titular de la Hermadad de la Vera Cruz regresa este sábado a la Parroquia del Divino Salvador donde será repuesta al culto. Desde octubre la talla ha permanecido en Marchena donde ha sido restaurada para revertir repintes que distorsionaron la obra después de su última restauración en 1992.

El proceso de intervención para garantizar la conservación de la Virgen de la Paz, que presentaba repintes en rostro y manos, se aprobó por unanimidad en un Cabildo de Hermandad celebrado en noviembre de 2011, y corrió a cargo del restaurador marchenero licenciado en Bellas Artes, José María Calderón. La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Vera Cruz ha organizado un acto con carácter extraordinario para celebrar el traslado de la Virgen de la Paz a Castilblanco este sábado 3 de marzo.

En un primer momento, la imagen saldrá en procesión desde el hogar de dos vecinos de la localidad, la camarera de la Virgen y el hermano más antiguo de la cofradía de la Vera Cruz, en la Avenida de la Paz junto al Mercado de Abastos.

El traslado a partir de las 18:30 horas  tendrá, sin embargo, tintes de luto tras la muerte el pasado lunes del hermano más antiguo de la hermandad al que, junto a la camarera Rosario Romero Acuña, la hermandad iba a homenajear. Así, la imagen lucirá un pequeño crespón negro sobre el sencillo hábito blanco que la cubre en señal de duelo. Miembros de la hermandad mantuvieron un encuentro en la noche del jueves con la familia que acogerá a la Virgen de la Paz antes de la procesión para cerrar los detalles del traslado.

Un cortejo formado por miembros de la Junta de Gobierno de la hermandad del Jueves Santo guiado por la Cruz Parroquial se trasladará al hogar de la camarera de la Virgen, donde permanecerá la imagen, antes de iniciar la procesión por las calles del pueblo hasta la Parroquia. La hermandad de Escardiel -que celebra en 2012 el año de la Venida de la Virgen de Escardiel- ha cedido a la Vera Cruz las andas para el traslado de la imagen con el propósito de que los vecinos puedan portarla. El acompañamiento musical, a cargo de la Banda Municipal de Música de Castilblanco, esperará la procesión en la Avenida de España.

En torno a las ocho de la tarde la talla llegará a la Parroquia, será presentada a la imagen del Cristo de la Vera Cruz en su altar y quedará finalmente expuesta en devoto besamanos ante el altar mayor del Divino Salvador. El restaurador, José María Calderón, ofrecerá una síntesis de los pormenores de la intervención que ha desarrollado en los últimos cinco meses sobre la talla.

“En contra de lo que imaginábamos, en comparación con la restauración del Cristo, la intervención sobre la imagen de la Virgen de la Paz ha tenido igual o más trabajo” reconoce el hermano mayor de la Hermandad, Manuel Vázquez, quien culmina mandato en la Junta de Gobierno en los próximos meses. Vázquez se ha mostrado satisfecho por la labor llevada a cabo durante los cuatro años de trabajo en la Hermandad. Se finalizó la restauración del altar de cultos de la hermandad de la Vera Cruz emprendida por la anterior, procedió al montaje del conjunto artístico en una nueva disposición en la Parroquia, construyó el altar cerámico nuevo que recoge un antiguo grabado de Castilblanco de Pier María Baldi, reformó el paso de palio para aligerar el peso del conjunto, y finaliza el mandato con la restauración de los titulares de la corporación.

La Virgen de la Paz es una talla anónima de candelero, donada en 1962 a la Hermandad de la Vera Cruz por el sacerdote Guillermo Romero procedente del convento de la Paz de Córdoba, de ahí su singular advocación. Fue restaurada en el año 1992 cuando procesionó por primera vez bajo paso de palio en la tarde del Jueves Santo. Antes de la presentación de la talla, tras esta intervención en los años noventa, sufrió una serie de repintes sobre la policromía original rompiendo la estética y armonía del conjunto artístico que son los que ahora han sido revertidos. Dos notas manuscritas en el interior de la talla relatan las intervenciones más próximas que ha sufrido la imagen. La primera de la que se tiene constancia data de 1868. Primitivamente, la Virgen de la Paz, era de gloria. Recibe culto en un retablo obra de Pablo Guisado en la Parroquia del Divino Salvador.

Lea este artículo en:

www.SevillaActualidad.com

www.ArteSacro.org

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Esther Ruiz Lopez dice:

    Hola Juancarlos, muy bonito pero la camarera de la Virgen , mi abuela, es Rosario Romero Acuña.
    Un saludo

  2. Muchas gracias por la corrección, Esther, lo escribí mal; ya quedó corregido.
    Saludos,
    Juan C. Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s