Aznalcóllar muere lentamente y clama por la mina como salvación


El creciente desempleo colapsa el comercio y la hostelería. El alcalde afirma que «no se puede esperar más»