La Agencia Espacial Europea premia a los alumnos de El Castillo de las Guardas


El alumnado forma grupos de trabajo desde Infantil a Secundaria

Del pequeño laboratorio de Astronomía del colegio Peñaluenga, alentado por un astronauta holandés, salió uno de los diez mejores trabajos a nivel internacional sobre el satélite Rosetta

En ABC de Sevilla

El colegio Peñaluenga, el único de El Castillo de las Guardas, una localidad de apenas 1.500 habitantes, se ha ganado un lugar de referencia en la Agencia Espacial Europea por su proyecto de innovación educativa centrado en la investigación espacial. El equipo de docentes liderado por el director, Jesús Campos, ha puesto en marcha un aula de experimentación científica que se encuentra entre las diez iniciativas reconocidas por la agencia comunitaria.

Los alumnos, de 3 a 16 años, asumen en grupos de trabajo una serie de misiones temáticas adaptadas a su edad con el reto de resolverlas siguiendo el método científico como protocolo de trabajo. «Planteamos una misión general para el centro, por ejemplo para este curso el reto consiste en hacer una colonia de investigación con base en la Luna», explica el promotor de la iniciativa, el profesor Jesús Campos, a ABC Provincia, «y en todos los niveles experimentamos conforme a ese objetivo general con micromisiones que involucran a todos los escolares desde Infantil a Secundaria», abunda.

Situaciones paradójicas

Las misiones en las que se embarcan provocan situaciones paradójicas, como que sean los propios escolares los que se especializan en un área y se ocupan luego de exponerla y de formar a sus profesores y al resto de grupos en dichas áreas.

Con esta dinámica se llevan a cabo reuniones de coordinación entre los grupos de trabajo donde analizan el estado de la misión general y comparten el conocimiento adquirido durante las fases de ejecución del proceso.

«Lo que nos proponemos en el colegio es ofrecer entornos reales de aprendizaje y lograr esa transferencia de conocimientos en un alumnado motivado que ve cómo se pueden aplicar sus conocimientos entre unos grupos de trabajo y otros», afirma el profesor Campos.

El germen del proyecto se encuentra en el Parque de las Ciencias de Granada, desde donde los escolares hablaron por videoconferencia con el astronauta holandés Andre Kuipers.

De vuelta a su escuela en la Sierra Morena, alumnos y profesores pusieron en marcha un laboratorio con el nombre del astronauta gracias a los fondos del programa de Innovación Educativa de la Junta, y al respaldo que recibieron tanto del parque granadino como de la Agencia Espacial Europea.

Laboratorio multiplicador

El efecto que este laboratorio de experimentación científica ha tenido ha sido multiplicador, y en los cursos siguientes en el Peñaluenga participaron en concursos escolares, como el que la Agencia Espacial Europea convocó para reactivar el satélite Rosetta, «¡Despierta Rosetta!», donde la originalidad de los grupos de trabajo de este centro se reconoció entre las diez mejores apuestas del concurso a nivel internacional.

Con este bagaje lejos de estancarse en el colegio siguen conquistando espacios del saber. Lograron poner en marcha un aula de Astronomía donde la comunidad educativa reconoce el firmamento, se instruye en fenómenos astronómicos y organiza una feria científica comarcal.

«Utilizamos la ciencia para que los alumnos se motiven en el aprendizajey con el método científico tratamos de que sean ellos los que pongan en marcha estrategias de creatividad a la hora de resolver los problemas», afirma entusiasta el docente, que reconoce que la escuela está «transformando la vida de estos niños y de su entorno» en una sociedad rural como la de El Castillo de las Guardas y sus pedanías, alejada de los grandes nodos de conocimiento.

Las presentaciones en público y las visitas a estaciones científicas y observatorios llenan el programa educativo. «En lugar de hablar de apoyo a la lectura o refuerzo tenemos clases de compensación educativa de primer nivel», relata Campos, que este curso pondrá en marcha un taller de videojuegos para introducir al proyecto elementos de la gamificación, como un sistema de puntos por retos logrados, para seguir motivando a los escolares, al tiempo que sellarán un convenio con la Universidad de Sevilla para compartir recursos y experiencias.

La Junta de Andalucía ha reconocido esta labor en 2015 con el premio al mérito educativo «a la mejor práctica docente» en la provincia de Sevilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s