Castilblanco recupera la figura del juglar


 

Una alianza entre la residencia geriátrica Vicente Ferrer y la Biblioteca  Manuel Vázquez Montalbán llevará a los aficionados a la lectura al centro de mayores para hacer lecturas públicas a los ancianos que no pueden leer.

En el medievo la figura del juglar tenía la función de glosar las hazañas de las heroínas de su tiempo tomando los espacios públicos para recitar, cantar o interpretar historias que las poblaciones aguardaban con expectación. Y en Castilblanco de los Arroyos esta es la función que desde los últimos días de noviembre desempeña un grupo de voluntarios del club de lectura de la Biblioteca Municipal Manuel Vázquez Montalbán en la residencia geriática Vicente Ferrer.

Gracias a un acuerdo de colaboración que han alcanzado las dos instituciones locales se da forma a este servicio de voluntariado cultural por el que una docena de lectores harán las veces de juglares para prestar sus voces a las páginas de los libros preferidos de los internos de la residencia.

El programa se pone en marcha de la mano de El Roble Solidario y se suma a la acción de voluntariado intergeneracional que desde hace una década se lleva a cabo con carácter permanente en el centro, acostumbrado a compartir sinergias y actividades con asociaciones y colectivos de Castilblanco gracias a su apuesta por un modelo de “centro abierto” a la integración y cooperación en su entorno.

Eva Enamorado, terapeuta ocupacional de la residencia de Castilblanco y coordinadora del voluntariado, asegura que esta propuesta nació de las reuniones que convocan periódicamente para evaluar la vida del centro. Buscan ofrecer un servicio integral al perfil diverso y cambiante de los mayores, avanzando en un modelo personalizado de atención a los internos.

“Nos interesa tejer redes con otros colectivos de nuestro pueblo y contactamos con la responsable de la biblioteca municipal, Carmen Comesaña, que hace años puso en marcha el club de lectura y funciona muy bien”, explica Enamorado.

Las primeras sesiones han roto el hielo entre los voluntarios y los mayores, capacitando a los participantes para abordar el desafío como los “juglares” que ha levantado gran expectación entre los mayores, como ocurriera en el medievo con estos personajes que movilizaban a los vecinos con sus historias en ciudades y pueblos.

“Hicimos una formación en voluntariado para preparar a una docena de participantes y en diciembre arrancó en fase de pruebas este proyecto que nos hace partícipes no sólo a los lectores voluntarios, también a los trabajadores de la residencia y por supuesto a los mayores”, relata Enamorado.

Derribar barreras psicológicas

Con la puesta en marcha de esta iniciativa desde la residencia Vicente Ferrer avanzan en un modelo de asistencia personalizada para contribuir en el desarrollo de las capacidades y habilidades de las personas mayores. Derriban barreras psicológicas y echan abajo estereotipos y clichés que pesan sobre el colectivo de avanzada edad. “Los voluntarios vienen a leer pero lo relevante es el encuentro entre ambos: es enriquecedor por el componente de la visita y de la relación entre personas de unas y otras generaciones”, subraya la coordinadora.

La selección de las lecturas que dramatizan los voluntarios para los grupos de mayores se hace con la complicidad de los beneficiarios. “Vamos a ver de qué manera funcionan mejor estas sesiones literarias y cómo enfocamos los debates que se produzcan durante las actividades que demanden los propios mayores para que tengan un impacto positivo y tratar de que estén siempre lo suficientemente motivados”, relata la responsable.

Club de lectura

Entre los voluntarios han salido otras ideas para poner en marcha más allá de las lecturas públicas, entre las que destacan talleres semanales con fotografías y audiovisuales para llegar con las artes y las letras a un perfil de internos todavía mayor, menos familiarizados con el hábito de la lectura.

A través del club de lectura la convocatoria de búsqueda de voluntarios se hizo extensiva a la población, llegando a otras personas que no habían participado ni conocían tampoco la programación de la biblioteca y se adentran ahora con este nuevo programa en ambas instituciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s